Franco Armani seguirá atajando en River Plate hasta junio del 2023

River Plate está más que contento. Es que ayer se oficializó la renovación del contrato de uno de los jugadores que es considerado fundamental por el entrenador Marcelo Gallardo: el arquero Franco Armani.

El golero también de la selección argentina firmó su vínculo con la entidad de Núñez hasta el 30 de junio del 2023.

Armani se queda en River a perseguir records, aun cuando lograrlos le implique una satisfacción. Le alcanzaron tres años en el club para atenazar marcas que lo han posicionado entre los grandes cuando en 2018 estuvo 965 minutos sin recibir goles, quedándose con la segunda mejor racha del fútbol nacional detrás de la de Carlos Barisio en Ferro (1.075’) y logrando un registro top en el club (769’ sin recibir goles en el torneo local).

Al mismo tiempo, su número de vallas invictas es impecable: logró 53 en 113 partidos oficiales, blindando el arco en el 47% de sus actuaciones.

¿Futuro capitán?

Con Leonardo Ponzio y Javier Pinola en el tramo final de sus carreras, ver a Armani a corto plazo con la cinta ajustada a su brazo izquierdo no resultaría extraño. Poder ser ungido con esa responsabilidad también implica una motivación, aunque ya sea junto al propio Leo y a Enzo Pérez uno de los símbolos de este plantel. Aunque existe, a su vez, otro desafío mucho más importante: llegar afianzado como arquero de la Selección a Qatar 2022.

En River, el arquero tendrá garantizado el rodaje que sólo le aseguraría otro club: Atlético Nacional de Medellín, donde es ídolo y tiene previsto retirarse.

Sin embargo, existe una diferencia a nivel competitivo entre ambas ligas a favor de la LPF. Por eso, más allá de que la firma de este nuevo contrato no invalida que puedan llegar ofertas seductoras para el arquero en un futuro, quedarse en

Núñez sí lo mantendrá cerca del buzo de la Argentina: resulta inverosímil imaginarlo en el banco.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario