GameStop: ¿Por qué el mundo está hablando de Wall Street como nunca antes?

El mundo habla de “GameStop”,  se trata de una empresa prácticamente fundida que se convirtió en tendencia en redes después de que un millar de estadounidenses de entre 18 y 30 años comprara sus acciones multiplicando su valor 40 veces,  perjudicando rotundamente a los peces gordos de Wall Street. Bien podríamos estar ante un típico escenario especulativo, pero definitivamente no es el caso.

De hecho, el episodio marcó un precedente y abre un abanico de incógnitas: ¿Pasará a la historia como una peculiar anécdota? ¿o será el punto de partida de un nuevo capitalismo? ¿Los nuevos agentes financieros serán pibes y pibas operando desde un celular?

Para entender cómo se dieron los hechos debemos adentrarnos en el concepto de Going Short: básicamente consiste en adquirir acciones de una empresa por un periodo corto de tiempo a sabiendas que luego el dueño inicial de esas acciones deberá recuperarlas obligatoriamente (o sea volver a comprarlas) al valor que tenga cuando finalice el contrato.

Imaginemos un escenario: Camila le compra a Fernanda 100 acciones por $100 por un total de $10.000 que serán “devueltas” en el plazo de un mes. Si en ese mes, las acciones que Camila compró a $100 bajan a $50, cuando Fernanda tenga que re-comprarlas, solo gastará $5000, obteniendo una ganancia de $5000.

A diferencia de la especulación tradicional en la bolsa, con este mecanismo quien invierte no gana cuando crece el valor de las acciones que adquirió sino que necesita que estas bajen para poder re-comprarlas más baratas y obtener beneficios.

Otra distinción consiste en que tanto las perdidas como las ganancias, no tienen un techo; por ejemplo, es probable que alguien que vendió a $100 pueda tener que volver a comprar en $150, $3000 o $5. La suerte está echada. Por supuesto estos movimientos siempre han dejado victoriosos a los grandes ganadores de siempre y quienes han perdido sistemáticamente fueron -y son- las pequeñas empresas, los ahorristas y los ciudadanos de a pie.

Ahora bien, lo que sucedió con #GameStop es que, a través de Reddit, un numeroso grupo de jóvenes inversores que operan con sus smartphones desde el hogareño living de sus hogares, lograron empujar al alza el precio de las acciones con millones de pequeñas compras, dejando mal parados a los grandes especuladores financieros que esperaban que estas bajen para obtener jugosos beneficios.

Si el escenario hubiera sido opuesto, hoy estaríamos contando que Game Stop, una pequeña empresa de videojuegos quebrada por la pandemia debe miles de millones de dólares a un grupo de inversores de guante blanco.

Una vez más los hechos reivindican la importancia de la acción colectiva con el plus de dejar la puerta abierta del inicio del fin del salvajismo especulativo que pone de rodillas al grueso de la población mundial. Bonus Track: se realizaron manifestaciones en Wall Street para exigirle al gobierno estadounidense que empiece a cobrarle impuestos a las ganancias producto del mercado financiera. ¿Se viene un nuevo capitalismo?

Entradas relacionadas

Deja tu comentario