San Lorenzo se quedó sin técnico: renunció Mariano Soso

Mariano Soso renunció al cargo de entrenador de San Lorenzo, otra vez convulsionado por una presunta pelea entre los hermanos paraguayos Oscar y Angel Romero y el resto del plantel dentro del vestuario, luego de la caída 1-4 ante Banfield.

El entrenador le presentó la reuncia al presidente Marcelo Tinelli.

Más allá de su clasificación a la lucha por el título en la Copa Diego Armando Maradona de la Liga Profesional, la dirigencia entiende que el proceso, que se inició en plena cuarentena obligatoria por la pandemia, está un punto de no retorno.

Soso asumió el cargo el pasado 16 de marzo, un día antes de que se inicie la cuarentena obligatoria, por lo que la mitad de su gestión tuvo que ser a través de entrenamientos virtuales y sin competir.

«Prometo un equipo protagónico y dominante, que pueda imponer condiciones independientemente de los escenarios y los oponentes», había anunciado en aquella presentación.

Sin embargo, el equipo azulgrana siguió con la irregularidad que arrastra hace varias temporadas y no consiguió dar pelea hasta el final por el título.

En total, Soso, rosarino de 39 años, dirigió apenas once partidos al «Ciclón», en los que solo perdió tres partidos, todos en la Fase Campeonato, con cuatro triunfos y cuatro empates en el agregado.

Y por si esto ya fuera caótico, los rumores sobre nuevas peleas dentro del vestuario inundaron las redes sociales de los medios partidarios del «Ciclón», otra vez con los hermanos Romero como protagonistas.

Al parecer, una vez finalizado el encuentro ante Banfield, el arquero Fernando Monetti recriminó una acción de juego a Angel Romero, que fue titular ante el «Taladro», y se entabló una discusión que llegó hasta alguna agresión física.

Lo cierto es que tanto Ángel como Óscar, que ingresó en el segundo tiempo, se fueron del partido en el auto de una persona de seguridad del club y no en el micro junto a todo el plantel

Entradas relacionadas

Deja tu comentario