Coronavirus y desinformación: Cómo es el protocolo para los contactos estrechos de casos sospechosos

El covid-19 positivo del intendente Martín Insaurralde , la posibilidad de que el ministro Daniel Arroyo hubiera sido contagiado por haber estado con él días antes, y el riesgo de que el virus también pudiera llegar al presidente Alberto Fernández desató una serie de especulaciones y desinformaciones sobre cuántos eslabones tiene la cadena de probables contagios entre los contactos estrechos, y cómo debe ser el protocolo en cada caso.

Por definición, contacto estrecho se denomina al individuo “que haya tomado contacto con un caso confirmado durante más de 15 minutos y rompiendo la distancia social obligatoria de 2 metros aunque tuviera barbijo”, según apuntó a Página/12 Eduardo López, uno de los infectólogos miembros del comité de expertos que asesora al gobierno nacional sobre la pandemia.

Según esta definición, que es la que indica la autoridad sanitaria, en la posibilidad de contagio no solo pesa el grado de cotidianeidad con la persona infectada sino también la aproximación casual o infrecuente pero concreta. Lo que debiera hacer la persona que haya tenido ese tipo de vinculación con un paciente hasta 48 horas antes del inicio de síntomas y, a la vez, descuidado los resguardos sanitarios, es cumplir con una etapa de aislamiento de 14 días.

“No es necesario un hisopado, porque este testeo es solo para las personas con síntomas. Mientras tanto, lo que la persona puede hacer son pruebas, como oler vinagre, café o alguna otra sustancia que ponga a prueba el olfato”, ya que la pérdida de ese sentido y el del gusto también son síntomas del covid-19, recomendó en diálogo con este diario Pedro Cahn, miembro también del comité asesor.

En caso de que, por las razones que fueren, al contacto estrecho sin síntomas se le haya hecho un hisopado de covid-19 y este diera negativo, no es una prueba categórica de ausencia del virus. “Lo que el primer test da es una fotografía del momento. Pero si la persona desarrolla síntomas a las 48 horas o más, hay que estudiarla nuevamente. Por eso es necesario el aislamiento”, indicó López.

El contacto de contacto estrecho, una categoría inexistente

Ahora bien, ¿qué ocurre con la persona que estuvo en contacto con un individuo que a su vez estuvo cerca de un infectado e incumpliendo las medidas preventivas? Es decir, lo que varios periodistas categorizaron como un contacto de un contacto estrecho. En principio, nada. “Básicamente, porque no existe la categoría de ‘contacto de contacto estrecho’. Se es o no se es contacto estrecho de una persona que contrajo el virus. Se estuvo o no se estuvo con un infectado. Y el que lo estuvo, corre los riesgos” y por eso hay que aplicarle los protocolos correspondientes: 14 días de aislamiento, definió Cahn.

¿Qué ocurre después, si el contacto estrecho presenta síntomas? La cosa cambia para todos los que estuvieron con él sin los resguardos necesarios: pasan a ser contactos estrechos y factibles de estar contagiados. En términos gráficos, todos se corren un casillero. Y en este caso, deben cumplir con el aislamiento de 14 días a la espera de que desarrolle un síntoma para ser testeado.

El contagio puede ocurrir a pesar del barbijo, en ciertas condiciones

Tal como las autoridades sanitarias lo informaron desde antes de la cuarentena decretada a mediados de marzo pasado, el tema del barbijo sigue siendo una cuestión relativa. “Desde ya que ayuda a prevenir, pero no impide la infección”, puntualizó López. “Está dentro del paquete de prevención, como lo es el lavado de manos o el uso de alcohol en gel, pero el mecanismo más efectivo, lo fundamental, es el distanciamiento social”, insitió Cahn.

Pero para que una persona que estuvo en contacto estrecho con un infectado pueda contagiarse a pesar de tener puesto un barbijo, también deben darse otras condiciones además de la falta de distanciamiento. Dos de ellas son: “El tipo de ambiente, si estuvo cerrado o abierto, y la persistencia en el tiempo de la ruptura del distanciamiento, porque no es lo mismo estar con un infectado durante 10 minutos o 30”, señaló López.

A estas dos se le suma una tercera, que es clave: la carga viral del denominado caso cero. “Cuando al caso índice se le hace el RT-PCR, uno ve cuántos ciclos tiene el virus. A menor cantidad de ciclos es porque tiene muchos virus, y si hay muchos ciclos, hay pocos virus”, detalló López.

“Si al chequear se necesitan muchos ciclos es porque tiene pocos virus –añadió-. Por encima de 40 ciclos se considera negativo. Hay algunos autores que consideran que por encima de 34 ciclos la carga viral es no infectante.” Esto tiene que ver con cómo se reproduce el virus y cuánto hace el organismo para bloquearlo.

Lo que hay que saber es que el virus se transmite por cuatro acciones: respirar, hablar, toser o estornudar, que son las cuatro formas con mayor capacidad contagiante que el organismo tiene para eliminar el virus. De todas, toser y estornudar son las acciones más expansivas. Por eso hay que recordar lo importante que es mantener el distanciamiento social de 2 metros y utilizar tapabocas y demás elementos del paquete de prevención. Lo mismo que lavarse las manos, usar desinfectantes como alcohol en gel para las manos y lavandina para los objetos.

Lo que también hay que saber para definir las categorías de contactos estrechos y los protocolos a seguir es lo que los especialistas informaron desde un principio. Lo demás son especulaciones.

“Estamos en un momento en que todo el mundo está sensibilizado y por eso hay que ser muy cuidadosos con el manejo de la información”, recomendó Pedro Cahn. “No producir rumores porque se genera un clima que no ayuda. Bastante tenemos con el tema del distanciamiento social, que es una medida absolutamente necesaria, como para agregarle angustia a ese esfuerzo de la sociedad”, concluyó.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario