Independiente en llamas y en caída libre: perdió 1 a 0 con Atlético Tucumán

El Club Atlético Independiente no encuentra ni el rumbo ni la paz. Y esta situación no es nueva, sino que vienen ya desde un largo tiempo atrás. La crisis es dura, y abarca lo futbolístico y lo institucional. Este domingo, las cosas volvieron a salir del todo mal. Independiente perdió 1 a 0 con Atlético Tucumán, que trepó a la cima del torneo, en el estadio Ciudad de Vicente López de Platense, en un partido disputado a puertas cerradas por la décima fecha de la Liga Profesional.

El Rojo debió ceder la localía en su propio estadio dadas las violentas manifestaciones contra la actual dirigencia encabezada por Hugo Moyano, en cuya gestión los malos resultados fueron la característica saliente.

Augusto Lotti, antes del primer minuto de juego, empujó la pelota hacia la red y puso en ventaja a su equipo casi desde el vestuario ante un golpeado rival, que llegó al duelo después de los graves incidentes que se registraron en la Asamblea del último viernes.

A los 30 minutos, Sergio Barreto vio la tarjeta roja pero el VAR, a cargo de Facundo Tello, llamó al juez principal Fernando Echenique y rectificó la decisión al advertir que la entrada del marcador central merecía una sanción de amarilla.

Sin embargo, once contra once, la reacción del «Rojo fue prácticamente nula y estuvo lejos de generar peligro en el complemento para llegar al necesario empate en busca de algo de paz.

El «Decano» tampoco estuvo fino para liquidarlo, por lo que se mantuvo el suspenso hasta los últimos minutos, cuando Damián Batallini dilapidó la chance más clara de cabeza y sentenció la derrota.

Con este resultado, Atlético Tucumán es el único líder del torneo con 22 puntos, a la espera de que juegue Argentinos Juniors (19), al tiempo que Independiente sigue en el fondo de la tabla con solo ocho unidades cosechadas en diez encuentros.

 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario