AFIP reglamentó las modificaciones del monotributo: todo lo que hay que saber

La AFIP reglamentó hoy varios puntos del Régimen de Sostenimiento e Inclusión Fiscal para monotributistas, que permiten conocer cómo es el trámite que hay que realizar para cambiar de categoría y hasta cuándo hay tiempo.

Se trata de una ley que había sido sancionada por el Congreso en abril último y su reglamentación parcial se formalizó este miércoles, por medio de la Resolución General 5003/2021. La decisión de la AFIP actualiza los parámetros y valores de las categorías de los monotributistas, que tendrán efectos retroactivos a partir del 1 de enero de 2021.

Los nuevos valores de las categorías fueron actualizados según la variación del haber mínimo garantizado y, así, los ingresos anuales topes para cada categoría son:

Categoría A: hasta $ 282.444,69
Categoría B: hasta $ 423.667,03
Categoría C: hasta $ 564.889,40
Categoría D: hasta $ 847.334,12
Categoría E: hasta $ 1.129.778,77
Categoría F: hasta $ 1.412.223,49
Categoría G: hasta $ 1.694.668,19
Categoría H: hasta $ 2.353.705,82
Categoría I: hasta $ 2.765.604,35
Categoría J: hasta $ 3.177.502,86
Categoría K: hasta $ 3.530.558,74

Los monotributistas podrán solicitar la modificación de la categoría hasta el 25 de junio, inclusive: la AFIP aclaró que «la falta de manifestación expresa en tal sentido, implicará su ratificación tácita». Para recategorizarse, los contribuyentes deberán ingresar en la página web oficial de la AFIP o descargarse la aplicación «Mi monotributo»; luego ingresar sus datos personales -CUIT y clave fiscal- y junto a una serie de datos aparecerá la opción «recategorizarme».

 

Por otra parte, la ley habilitó un «puente» que permite a los monotributistas que se conviertan en autónomos lograr un ahorro significativo en su carga tributaria, con relación al monto que deberían pagar si no se hubiese modificado la normativa. En este caso, los beneficios contemplan reducciones del IVA y Ganancias por tres años para los contribuyentes que pasen de régimen.

Esa misma ley estableció además que quienes hayan permanecido inscriptos en el Régimen Simplificado hasta el 31 de diciembre de 2020, podrán tener por cumplidos bajo ciertas condiciones los requisitos para esa permanencia, siempre que sus ingresos brutos no hayan excedido en más de un 25% el límite superior previsto para tal parámetro dentro de la categoría máxima aplicable a su actividad.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario