A 105 años del nacimiento del Gasómetro, el ícono de San Lorenzo

El Gasómetro, El tablonerío de Boedo, El Wembley porteño o La Catedral, como sea referenciado, el estadio de Avenida La Plata se constituyó a través del tiempo en el mayor ícono de identidad de San Lorenzo y mientras su pueblo lucha por la vuelta a esas tierras se cumplen 105 años de su inauguración.

El 7 de mayo de 1916 San Lorenzo le ganó 2 a 1 a Estudiantes de La Plata por la quinta fecha del campeonato de Primera División y dio vida a un mítico escenario en el que se escribió parte de la rica historia del fútbol argentino.

Después de lograr su ascenso a la máxima categoría como local en la cancha de Ferro Carril Oeste, el entonces presidente del club Antonio Scaramusso les planteó a sus pares de Comisión Directiva la necesidad de tener un campo de juego propio.

Las primeras gestiones para conseguirlo en el barrio de Caballito y de Almagro, donde había nacido la institución en 1908, fueron infructuosas, lo que motivó la colaboración del padre Lorenzo Massa, fundador de San Lorenzo, para conseguir el objetivo.

A principios de 1915, el cura acercó la posibilidad de arrendar un predio situado en Avenida La Plata al 1700 que pertenecía al Colegio María Auxiliadora y a una familia de apellido Oneto,

El alquiler se acordó en 60 pesos de la época y las obras para realizar la cancha comenzaron una vez recaudados otros 2.500 por parte de los directivos y el propio padre Massa.

En poco más de un año, la cancha estuvo lista. Ese día nació para siempre el indestructible lazo entre San Lorenzo y el barrio Boedo, algo comprobable hoy con la lucha por la Vuelta a “Tierra Santa” que generó un fenómeno político, social y cultural sin precedentes en el país.

La formación bautismal en Avenida La Plata incluyó a José Coll; Alberto Coll y José Del Campo; Juan Saccardo, Federico Monti y Jacobo Urso; Pedro Etchegaray, Elizardo Fernández, Antonio Moggio -autor del primer gol-, Cayetano Urio y Luis Gianella.

San Lorenzo alquiló el predio de Boedo hasta junio de 1928 cuando se aprobó su compra en una Asamblea General Extraordinaria luego de gestiones encabezadas por exdirigente del club y diputado radical Pedro Bidegain, quien muchos años más tarde le dio nombre al actual Nuevo Gasómetro inaugurado en 1993.

Con la adquisición de las tierras, San Lorenzo inició nuevas obras y el Gasómetro se convirtió en un estadio de madera para 49.000 personas.

Temas

Entradas relacionadas

Deja tu comentario