Fiesta clandestina en un yate: casi se hunden por la cantidad de personas

Unos 25 jóvenes de entre 20 y 30 años que participaban de una fiesta clandestina en un yate tuvieron que ser rescatados luego de que la embarcación comenzara a hundirse debido al sobrepeso. El episodio ocurrió en la ciudad de Paraná, Entre Ríos, en medio del aumento de casos de covid-19 y los protocolos para mantener el distanciamiento social.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El accidente ocurrió luego de que la embarcación saliera del Club Naútico de Paraná con rumbo a la llamada Isla Bonita. En el trayecto los jóvenes fueron retratados mientras festejaban sin ninguna medida sanitaria, como el uso del tapabocas o el distanciamiento indicado.

En el barco había más personas de las habilitadas por el protocolo de Prefectura, que establece que las embarcaciones pueden ocupar sólo el 50 por ciento de su capacidad, e incluso más del límite indicado para ese tipo de embarcación.

El yate tenía una capacidad para 10 personas e iban 25. Por el sobrepeso comenzó a entrar agua a la embarcación, que quedó parcialmente sumergida. «El barco salió sin los requisitos que nosotros ponemos en esta época, de una manera irresponsable llevando demasiada carga a bordo, algunos socios y otros no socios del club», hizo su descargo el presidente del Club Náutico, Leonardo Díaz, que brindó declaraciones al canal de noticias TN.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario