China utiliza drones lanzallamas para destruir a los avispones asesinos

Existen unas avispas de origen asiático de gran tamaño están invadiendo en los últimos años algunas zonas habitadas en Europa y Estados Unidos. En un video viral difundido en las redes sociales, se muestra la solución que encontró China a la problemática con un poderoso dron.

Uno de los casos más conocidos y extendidos es el de la avispa asiática gigante de nombre científico Vespa velutina, cuya característica más preocupante -sin contar con el tamaño y las dolorosas picaduras- es su capacidad de atrapar en el vuelo y devorar a las abejas meliferas.

 

Los primeros casos de esta llegada al continente americano desde China o Japón (no se ha podido concretar el origen) se situaron en el estado de Washington. El primer gran éxito en el seguimiento de esta avispa invasora en Estados Unidos se concretó el pasado mes de octubre con la destrucción de un nido cerca de la ciudad de Blaine (en el condado de Whatcom).

 

En China, la organización conservacionista Blue Sky Rescue está poniendo a prueba ahora un singular -y quizás arriesgado- método para combatir a las avispas gigantes. Aunque la Vespa velutina es endémica y muy habitual en diversas zonas de China, en algunas regiones este insecto también causa molestias y problemas a los vecinos y apicultores.

 

En colaboración con entidades vecinales ha experimentado la eficacia de un dron creado para ser utilizado como lanzallamas, con un alcance de unos siete metros de distancia de la llama.

 

Los operadores de este dron (valorado en casi 10.000 euros) consiguieron destruir 11 nidos de avispas velutinas situados en árboles, a una altura inalcanzable con otros medios mecánicos o escaleras.

 

La intervención ha sido difundida en redes sociales como un éxito, aunque sin duda debe ser considerada exclusivamente como una prueba piloto (ver uno de los vídeos de esta operación en la plataforma Neswsflare). Como se puede apreciar en las imágenes, las llamas lanzadas con ese dron suponen un riesgo para los árboles afectados y, por extensión, el bosque en el que se encuentran estos árboles.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario