Coronavirus: un estudio español descubre que el 80 por ciento de los pacientes graves tienen deficiencia de vitamina D

La falta de vitamina D podría ser un factor en común entre las personas con un cuadro más grave de coronavirus que requieren hospitalización. Así lo confirma un nuevo estudio publicado en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism de la Endocrine Society. La investigación reveló que el 80 por ciento de los pacientes con coronavirus internados en un hospital español tenía deficiencia de esta vitamina, siendo los hombres quienes presentaban unos niveles más bajos que las mujeres.

Para realizar el estudio, los investigadores compararon los niveles de vitamina D de 216 pacientes con covid-19 en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla con los niveles de 197 personas sanas que eran similares en términos demográficos como edad y sexo. Los autores del estudio también analizaron si la gravedad de la enfermedad de los hospitalizados se correlacionaba con qué tan altos o bajos eran sus niveles de vitamina D.

Excluyendo a los pacientes con coronavirus que tomaban suplementos de vitamina D, los investigadores encontraron que el 82,2 por ciento de los pacientes con covid-19 tenían deficiencia de vitamina D, en comparación con solo el 47,2 por ciento de las personas del grupo de comparación. En general, los niveles de vitamina D de los pacientes masculinos con covid-19 eran más bajos que los de las mujeres.

Los hallazgos sugieren que “el tratamiento con vitamina D debe recomendarse en pacientes con covid-19 con niveles bajos de vitamina D circulando en la sangre, ya que este enfoque podría tener efectos beneficiosos tanto en el sistema musculoesquelético como en el inmunológico”, informó en un comunicado de prensa José L. Hernández, profesor de la Universidad de Cantabria en Santander, España, y coautor del estudio.

Los investigadores también encontraron que los pacientes con coronavirus con niveles más bajos de vitamina D tenían más probabilidades de tener hipertensión y enfermedades cardíacas, marcadores elevados de inflamación y estadías hospitalarias más prolongadas.

Sin embargo, no se encontró una relación entre la deficiencia de vitamina D y la gravedad de covid-19, sin tasas significativamente más altas de ingreso en la UCI, uso de respirador o muerte entre aquellos que tenían niveles especialmente bajos de vitamina D.

También fue intrigante que los 19 pacientes con coronavirus que tomaban suplementos de vitamina D tuvieron resultados ligeramente menos favorables, incluidas más admisiones a la UCI, que aquellos que no tomaban las píldoras. No obstante, ese hallazgo puede explicarse, al menos en parte, por el hecho de que las personas que pueden necesitar más suplementos de vitamina D, como las personas mayores con riesgo de fracturas, también tienen un alto riesgo de covid-19 grave. Seis de esos 19 también habían tomado corticosteroides o inmunosupresores en los tres meses anteriores, lo que podría haber influido en la gravedad de la enfermedad.

La forma en que la vitamina D afecta el riesgo y la gravedad del coronavirus ha sido de interés para los investigadores y los profesionales de la salud desde el comienzo de la pandemia. Otro estudio español reciente, basado en administrar vitamina D a un grupo de pacientes con covid, demostró que «los ingresos en UCI disminuyeron, mientras que los pacientes que no recibieron el medicamento ingresaron de forma mucho más frecuente e incluso la tasa de mortalidad fue mayor».

Entradas relacionadas

Deja tu comentario