Vacuna Oxford contra el coronavirus: mielitis transversa, la enfermedad por la que suspendieron los ensayos

La compañía AstraZeneca explicó hoy que la pausa al ensayo clínico de fase III de una de las vacunas candidatas contra el coronavirus «es una acción de rutina que debe suceder siempre que haya una enfermedad potencialmente inexplicable» en algún participante del estudio.

 

Según informó el New York Times, la complicación que habría manifestado el paciente se llama mielitis transversa. es un trastorno neurológico causado por una inflamación de la sustancia gris y blanca de un segmento de la médula espinal que ocasiona trastornos sensitivos, motores y autonómicos en grado y duración variables.

 

Las causas de la mielitis transversa no están claras y se ha considerado idiopática, sin embargo, se ha relacionado con la esclerosis múltiple, la neuromielitis óptica, infecciones, trastornos autoinmunes, vasculitis, algunos fármacos, neoplasias.

La mielitis transversa aguda se presenta repentinamente y progresa rápidamente, en horas o días. Las lesiones pueden afectar a cualquier parte de la médula espinal aunque normalmente solo afectan a una pequeña parte. Si el segmento es dañado de gravedad puede afectar a todos los dermatomas desde ese punto hacia abajo.

 

El tratamiento, que depende del origen de la mielitis, incluye medicamentos y terapia de rehabilitación. Si bien la mayoría de las personas con esta enfermedad logran recuperarse (al menos parcialmente), los pacientes con ataques severos “a veces quedan con discapacidades significativas”.

 

AstraZeneca aseguró que «esta es una acción de rutina que debe suceder siempre que haya una enfermedad potencialmente inexplicable en uno de los ensayos, mientras se investiga, asegurando que mantengamos la integridad de los ensayos».

 

Asimismo, sostuvo que «en los ensayos clínicos grandes, las enfermedades sucederán por azar y deben revisarse de forma independiente» y añadió que se «está trabajando para acelerar la revisión del evento único para minimizar cualquier impacto potencial en el cronograma del ensayo».

 

“En AstraZeneca ponemos la ciencia, la seguridad y los intereses de la sociedad en el centro de nuestro trabajo. Esta pausa temporal es una prueba viviente de que seguimos esos principios mientras un comité de expertos independientes evalúa un solo evento en uno de nuestros centros«, afirmó en el comunicado Pascal Soriot, Director Ejecutivo de la compañías farmacéutica británico-sueca.

 

Y continuó: «Este comité nos guiará en cuanto a cuándo podrían reiniciarse los ensayos, de modo que podamos continuar nuestro trabajo lo más rápido posible para proporcionar esta vacuna de manera amplia, equitativa y sin fines de lucro durante esta pandemia».

 

La vacuna que se encuentra en fase III es la AZD1222 y fue elaborada conjuntamente por la Universidad de Oxford y su empresa derivada, Vaccitech.

 

Para lograr la respuesta del sistema inmunológico, esta vacuna candidata utiliza un «vector viral de chimpancé de replicación deficiente basado en una versión debilitada de un virus del resfriado común (adenovirus) que causa infecciones en los chimpancés y contiene el material genético de la proteína espiga del virus SARS-CoV-2».

 

El objetivo es que luego de la vacunación, se produzca la proteína de pico de la superficie, lo que prepara al sistema inmunológico para atacar el virus SARS-CoV-2 si luego infecta el cuerpo.

 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario