Añatuya: salían desde el Regional con destino a Añatuya llevaban bebidas alcohólicas

Un descabellado suceso fue descubierto durante un puesto de control de la Ruta 34 e Isleta -en la ciudad de La Banda- cuando la policía detuvo la marcha de una ambulancia y descubrió que en el rodado llevaban gran cantidad de bebidas.

Con el propósito de controlar el ingreso y egreso a la ”Madre de Ciudades” -para evitar el contagio y la propagación del Coronavirus- los efectivos de la Dirección General del Seguridad Vial, interceptaron una ambulancia Renault Master.

Según informó la policía a la Dra. Jacqueline Macció -fiscal de turno- el procedimiento se inició cerca de las 16.50 de ayer. Al detener el vehículo los uniformados se entrevistaron con su chofer, Humberto Castillo, de 37 años.

El chofer expresó que provenían del Hospital Regional, donde debía buscar pacientes, con destino a la “Capital de la Tradición”. Sostuvo que llevaba tres pacientes y un acompañante.

De inmediato los uniformados abrieron las puertas traseras de la ambulancia y grande fue la sorpresa cuando descubrieron que junto a los enfermos, el rodado trasladaba 10 cajas de fernet y 11 pack de una gaseosa cola de 3 litros.

El chofer, ante las preguntas de los efectivos, manifestó que la “carga extra” era producto de un “encargo”.

Inmediatamente, el vehículo -con todos sus ocupantes- fue trasladado a la Comisaría 12, donde se identificó a cada uno. Más tarde los policías se comunicaron con la Dra. Macció, quien ordenó el secuestro de la bebida.

Además, la representante del Ministerio Público Fiscal, ordenó que la mercadería fuera secuestrada hasta tanto se presente el dueño con comprobantes de la compra y lo traslade en un “vehículo acorde”.

Una vez terminado el procedimiento, la ambulancia continuó su marcha con destino a Añatuya.

Los efectivos iniciaron una investigación sumaria tendiente a establecer el destino de la bebida y el motivo por el cual era trasladada en la unidad sanitaria.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario