Alberto Fernández extiende la cuarentena: «Desde el miércoles 1 de julio hasta el 17 vamos a pedirles que sólo salgan a buscar provisiones en el AMBA»

El presidente Alberto Fernández encabezó esta tarde un nuevo anuncio junto al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, sobre la próxima etapa de la cuarentena. «Vamos a pedirles a todos que vuelvan a aislarse y solo salgan para buscar provisiones que hagan falta para la vida cotidianaDesde el 1 de julio hasta el 17 de julio va a funcionar así en el AMBA«, afirmó le mandatario en su mensaje grabado desde la Quinta de Olivos.

Fernández aseguró que el epicentro de los contagios por coronavirus «está en el AMBA y otro con menor incidencia en Chaco», y asumió que «el área metropolitana está contagiando al resto de las áreas del país».

Dijo además que desde el 1 de julio solo funcionarán «los servicios esenciales del primer decreto», más «algunas industrias en el Gran Buenos Aires, vinculadas a actividades esenciales» y la «producción con fines de exportación».

«Sé que tienen consecuencias económica estas acciones, si alguna virtud tengo es la de escuchar, no soy necio, entiendo los problemas de los comerciantes, los profesionales, los autónomos, tratamos de socorrerlos», agregó.

En el anunció confirmó que «el servicio de transporte público a partir de la 0 hora del lunes quedará limitado exclusivamente a los servicios esenciales». «Hay 24 actividades esenciales, son las únicas que van a poder seguir funcionando», agregó.

Fernández rechazó esta tarde las críticas sobre el número de testeos y afirmó que se «hacen en gran cantidad» en la zona metropolitana. «Los datos que estamos teniendo (al alza) no son el resultado de que aumentan los tests, sino porque aumenta la circulación y aumentan los contagios», explicó.

«Escucho absolutamente todo lo que dicen y que reclaman, pero créanme que todo esto que estoy proponiendo con el acuerdo de Horacio (Rodríguez Larreta) y de Axel (Kicillof) es lo mejor para nuestra gente», manifestó el mandatario.

En este sentido, y en referencia a las quejas por la prolongación del aislamiento, agregó: «No saben cuánto valoro la libertad. Pero la libertad se pierde siempre cuando uno muere, para ser libres hay que vivir».

Fernández asumió que «uno de cada cinco argentinos no está conforme con el aislamiento», que «el 100 por ciento hubiésemos querido no tener que aislarnos y que la economía siguiera funcionando mejor de lo que funcionaba», pero señaló que llegó la pandemia y «uno no sabe cuándo acaba de derrotarlo» al virus.

El Primer Mandatario aseguró hoy que “los casos de coronavirus aumentaron exponencialmente y a una gran velocidad” en el AMBA«en los últimos 20 días aumentaron 147 por ciento». Aseguró que se necesita «ganar tiempo para parar el ritmo de contagio para que los argentinos tengan la atención que merecen”.

Y agregó: «Muchos lo plantean y están equivocados. Se hacen en gran cantidad en Capital y Gran Buenos Aires». Por otro lado, explicó que escucha «todo lo que dicen y lo que reclaman» distintos sectores de la sociedad pero defendió el aislamiento al remarcar que «la libertad se pierde siempre cuando uno muere».

Fernández afirmó que el objetivo de profundizar la cuarentena es «aislar» a la zona metropolitana del resto del país para que los casos no se extiendan al interior. «Vamos a aislar de algún modo del resto del país, porque el resto del país no está teniendo los problemas que tiene el área metropolitana», expresó Fernández.

«En esos seis meses nos tocó una muy difícilque es enfrentar la pandemia, porque el coronavirus es el enemigo invisible que uno nunca termina de saber cuando va a pasar», expresó el jefe de Estado.
«Hoy se transmite a una velocidad mucho más rápida y la razón es que aumentó la circulación y la transmisión se hace mucho más fácil. Eso es lo que nos pasó», afirmó en el mensaje grabado en la Quinta de Olivos.

Fernández afirmó hoy que todo el esfuerzo que se hizo en este tiempo «no fue inútil» porque «hubiese sido peor», y enumeró los avances realizados en este tiempo «con mucho esfuerzo» de Nación, Ciudad y Provincia para que hoy el sistema sanitario esté preparado para la cantidad de casos que hoy se registran. Al mismo tiempo, el mandatario lamentó el «trágico número de 1.000 muertes».

Los argentinos “deben enojarse con la pandemia, no con el remedio”,  en referencia al aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige desde el 20 de marzo, y sostuvo que “lo que no se debe permitir es el aumento de casos” de coronavirus.

Fernández sostuvo esta tarde que hay un «mundo que se está deteriorando económicamente como consecuencia de la pandemia«. El mandatario reconoció que la extensión de la cuarentena implica «consecuencias económicas».

Al citar un informe del Banco Mundial, indicó que se trata de la crisis económica «más grave desde 1870».

La economía se deteriora, pero la economía se recupera», argumentó el jefe de Estado, quien lamentó las muertes por el coronavirus.

El último reporte de contagios de la jornada, difundido a las 19.30, indicó que fueron confirmados 2.606 nuevos casos de Covid-19, con lo que suman 52.457 positivos en el país, en tanto que la cantidad de fallecidos fueron 26 respecto al último informe emitido, con lo que suman 1.150 el total.

Las palabras de Kicillof y Rodríguez Larreta

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aclaró esta tarde que «los efectos del aislamiento más fuerte no se van a ver inmediatamente», sino que recién «se van a observar en 10 o 15 días, no antes».
«Vamos a tomarnos estos días para que circulemos menos y estar más guardados y que el coronavirus no avance. No se van a ver inmediatamente los efectos del aislamiento más fuerte, se van a observar en 10, 15 días, no antes», sostuvo el mandatario provincial.

Al respecto, remarcó que el confinamiento «es la única forma que existe» para prevenir los contagios de Covid-19 y dijo que «si hubiera otra, la aplicaríamos».
«No hay forma de evitar la crisis económica, está en todo el planeta y la produjo el coronavirus. Lo que sí podemos hacer es salvar miles de vidas. En muchos países volvieron atrás, esto no es una derrota, es un éxito», agregó Kicillof.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó esta tarde que entre el 1 y el 17 de julio volverán a cerrar los comercios no esenciales en la Ciudad.

«Solo (seguirán abiertos) los comercios esenciales, que son los que no estaban restringidos al principio, y a eso se suman los bancos, y se mantiene el delivery y el retiro de comida» de los restaurantes, explicó Rodríguez Larreta.

Larreta, afirmó hoy que «el transporte pasa a ser un factor de riesgo» y «por eso se trabaja para reducirlo».
«Se va a aplicar un control (de las fuerzas de seguridad), al que se suma la tarjeta SUBE, para que solo lo usen los trabajadores esenciales» a partir del lunes, dijo el mandatario porteño en el mensaje grabado en Olivos.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario