Sigue el escándalo Vicentin: «En algún lado, la plata está»

«Ellos tenían una calificación AA en el Banco Nación como para tener permanentemente un descubierto que después empataban. Sobre diciembre del 2019 no lo empataron y, paralelamente, desde 2016 estuvieron fabricando cuentas y empresas fuera de la Argentina, generando un colchón a Vicentin y un gran dolor de cabeza a los bancos extranjeros.

La Inspección General de Justicia (IGJ), que nunca en los 12 años del socialismo ni siquiera hizo un llamado por teléfono a Vicentin, ahora se encuentra en los libros con una serie de irregularidades. 

ay 2 muy fenomenales. La primera es que sólo el 0,3% de Friar, un frigorífico superavitario, es de Vicentin SAIC, la que está concursada. El resto es de Vicentin Family Group, que tiene sede en Uruguay.

Y la otra es que el 3% del famoso algodón Estrella pertenece a Vicentin SAIC. El resto es de Vicentin Family Group, que está fuera de la órbita de lo que quedó concursado, así como Renova, la empresa de producción y comercialización de biodiesel, glicerina y aceites refinados de capitales chilenos y suizos-holandeses.

De modo tal que habría que preguntarse cómo es posible que los empleados de una empresa declarada en estrés financiero hayan cobrado todo su sueldo. Para mí, ahí hay un bolsillo o billetera escondida para que no armen despelote».

A su vez, en las últimas horas se filtró que de los $18.000 millones que el banco estatal le prestó a la cerealera, un tercio fueron otorgados tras el triunfo de Alberto Fernández.

Según la agencia Noticias Argentina, «la tercera parte de la deuda de la cerealera se originó en una seguidilla de 26 préstamos otorgados entre el 8 y el 26 de noviembre de 2019, luego de las elecciones nacionales del 27 de octubre y antes de la asunción del presidente Alberto Fernández».

La información surge del informe contable presentado ante el Juzgado de Reconquista a cargo de Fabián Lorenzini, quien lleva adelante el concurso de acreedores de la compañía.

Sobre este punto es que la gestión de Javier González Fraga, quien habría actuado bajo la orden del entonces presidente Mauricio Macri, debería dar explicaciones, más allá de la polémica decisión del actual jefe de Estado de resolver este escándalo con una expropiación.

A su vez, ayer (23/06), el diario especializado Ámbito Financiero informó que la inspectora general de Personas Jurídicas de la provincia de Santa Fe, María Victoria Stratta, solicitó al juez que entiende en el concurso de acreedores de Vicentin, Fabián Lorenzini, no solo que deje sin efecto su resolución del viernes pasado sino que también desplace a los 11 directores de la firma y que proceda en paralelo con una intervención judicial de la compañía. Además, también señala que el presidente de la compañía y tres de sus directores habrían incurrido en presuntas maniobras para vaciar su patrimonio.

“Devuelve la administración a quienes demostraron no estar a la altura de las circunstancias, conduciendo a la empresa a esta situación, ocultando información sobre la conformación del grupo empresario, dándoles tiempo para continuar con el vaciamiento de sus patrimonios personales, personas que además están siendo investigadas por graves delitos tanto por tribunales del país cuanto extranjeros”, cuestionó el gobierno provincial de Omar Perotti.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario