«sucia y violenta» la campaña del PRO porque las encuestas no dan.

Cristina Kirchner reapareció este sábado con la presentación de su libro «Sinceramente», en Río Gallegos, la capital de la provincia que vio nacer al kirchnerismo. La senadora denunció una «campaña sucia» por parte del Gobierno, al que calificó de «violento». Y dijo que durante su mandato «sí había capitalismo». «Éstos son malos capitalistas», dijo sobre el oficialismo.

Tras su viaje a Cuba, donde fue a visitar a su hija, que se encuentra haciendo un tratamiento médico, la precandidata a vicepresidenta eligió el pago chico para una nueva escala de su gira literaria. Luego de una efusiva recepción, la expresidenta aseguró que en las últimas dos semanas hubo «campañas sucias y muy violentas por parte del Gobierno y del oficialismo».

«A mí me tiene muy preocupada porque las campañas sucias surgen cuando no tenés propuestas o cuando mentiste mucho y tenés que ocultar», dijo Cristina, y agregó: «Por otro lado está lo violento. Cuando dicen ‘los jóvenes de esa agrupación son narcotraficantes’ o que ‘los otros son marxistas y comunistas’, genera prejuicio y eso genera violencia sobre las personas a las que se prejuzga».

Para la actual senadora, se trata de «objetivos planificados». «Enfrentamos una nueva campaña en la que ya no pueden hacer promesas. Algunos dicen que no cumplieron las promesas y ahí yo hago una diferencia entre promesas y mentiras», aseguró.

«Hay una diferencia entre lo que se dijo y lo que pasó. Si lo pensás racionalmente, ¿qué otra cosa que campaña sucia y violenta pueden hacer? ¿Qué pueden mostrar, qué pueden decir?», dijo Cristina y luego agregó que las críticas a Kicillof por su pasado marxista las hacen «los más prehistóricos».

La compañera de fórmula de Alberto Fernández remarcó: «Si se trata de campaña sucia y violencia, creo que estoy en el podio por haber sido la más atacada. A mí me preocupa más la situación del otro, la mía ya no me importa. Lo mío es anecdótico cuando 8 o 10 personas mueren de frío en Buenos Aires. Eso hay que cambiarlo».

Luego se refirió a los dichos del ministro de Defensa, Oscar Aguad, sobre la presencia del carapintada Aldo Rico en el desfile del 9 de Julio. «Me cuesta entender las cosas. Puedo entender que no nos quieran a nosotros, sean antiperonistas, pero el intento de golpe se lo hicieron a un gobierno de su propio partido», recordó.

Por otro lado, la exmandataria comparó la relación que la Argentina tenía con el FMI en su gobierno y en el actual. «¿Qué pasó que, de no deberle nada al FMI, pasamos a deberle 57 mil millones en tres años y medio y nos quieren hacer creer que no tienen nada que ver? ¡Es un horror!», dijo Cristina y agregó: «Nosotros tenemos que ponerles un corte a estos que vienen a endeudarnos. Desde que vino el FMI en 1957 en la Argentina hay golpes recurrentes».

La expresidenta luego aseguró: «Queremos saber quién tiene que pagar esta deuda. No que no se pague. ¿A quién le van a pedir los dólares a los cartoneros de Juan Grabois ? ¿A lo jubilados, a los trabajadores? Eso deberíamos estar discutiendo. La guita entró, pero quiero saber quién se la llevó para pedirle a ese que la pague».

«En diciembre, además de sentarnos con el FMI, habrá que revisar todos los papelitos», remarcó la actual senadora por la provincia de Buenos Aires.

Cerca del cierre de su presentación, en la que estuvo acompañada por el escritor Marcelo Figuera, Cristina definió a su gobierno como «el más capitalista». «Yo soy mucho más capitalistas que ellos. Conmigo en Argentina había capitalismo y la gente se podía comprar lo que quería. Que no me jodan más con lo del capitalismo. ¡Por Favor! Conmigo había capitalismo».

Después, hizo un pedido como una ciudadana «de la argentina profunda». «A la gente de Aerolíneas Argentinas les pido que tengan piedad por los patagónicos y hagan horarios razonables. Es una locura viajar a las 2.30 o las 3.50 de la mañana».

«¿Sabés lo que es sacar a un bebe a las 2 de la mañana con 10 grados bajos cero’. Les pido como argentina del país profundo que piensen en la gente, que hay mucha más allá de la General Paz, hacia el norte y hacia el sur», dijo Cristina.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario