45° Feria del Libro: Sinceramente de CFK es el más vendido de esta edición.

El mercado interno está destruido y esa destrucción sistemática se siente en La Rural. Más allá de que algunos se refieran a la 45° Feria Internacional del Libro como una “burbuja”, el incremento del dólar a 47 pesos ya se tradujo en un aumento de un 6 por ciento en el precio final de los libros. Nadie se anima a arriesgar a cuánto estará el dólar cuando termine la Feria, el lunes 13 de mayo. Pero si sube más, los precios también aumentarán.

La caída de las ventas no tocó fondo; pero editores, escritores, libreros y expositores resisten y pelean para que los libros no se vuelvan objetos de lujo inaccesibles. Los lectores que caminan por los pabellones y revuelven en los stands poniendo a prueba la paciencia y curiosidad encuentran algunas buenas ofertas.

En el encantador espacio de Uruguay (1701, pabellón Amarillo), uno de los libros más baratos que se puede conseguir es la Poesía completa de Delmira Agustini, editado por la Biblioteca Nacional de Uruguay, a 310 pesos. De la poeta Ida Vitale, premio Cervantes, están los ensayos El ABC de Byobu, publicado por Estuario, a 410 pesos; y De Plantas y animales. Acercamientos literarios a 630 pesos.

Hay mucha narrativa uruguaya contemporánea y publicada recientemente, como la novela Pichis de Martín Lasalt, Fin de siglo Editorial, a 330 pesos; El noir suburbano de Hugo Fontana (Hum) a 410 pesos y La máquina de pensar en Gladys de Mario Levrero, editada por Criatura, a 480 pesos. Por cuarto año consecutivo está “Nuevo Barrio”, una iniciativa que permite a pequeños sellos editoriales tener un stand propio en el predio de La Rural sin costo alguno.

La editorial mexicana NitroPress, con más de veinte años, se destaca por tener un catálogo de policial negro, “bastante sórdido”, aclara Sebastián, el vendedor, y recomienda una breve novelita que está leyendo: Buenas tardes, señorita de Rodrigo Durana, que cuesta 100 pesos. Otro título que sugiere, para quienes quieran leer escritores jóvenes de México, es Perro viejo y cansado de Carlos Bortoni, a 250 pesos. En tiempos donde se intenta sobrevivir gracias al “2×1”, acá también hay algo parecido: “Lados B”, una colección que ofrece dos antologías a 450 pesos. El combo Narrativa de alto riesgo despliega un libro con relatos escritos por mujeres y otro libro con relatos escritos por hombres; entre los autores incluidos están Atenea Cruz, Norma Yamille Cuéllar, Norma Yamille Cuéllar y Orfa Alarcón, entre otras, además de Iván Farías, Luis Cortés, Alejandro Almazán y Franco Félix.

La poeta, editora y librera Nurit Kasztelan revela cómo se gestó el stand compartido en “Nuevo Barrio” con su editorial Excursiones, más Marciana, Notanpuan y Tenemos las máquinas. “Somos un grupo de editores amigos que hacemos acciones conjuntas y se nos ocurrió postularnos juntos”, resume Kasztelan, precursora en el rubro librerías en casa cuando creó Mi casa en 2009, una librería especializada en poesía que funciona en su casa de Villa Crespo. Un pequeño fenómeno a destacar es Un libro quemado de Alfonsina Storni, editado por Excursiones, una colección de textos periodísticos que la poeta escribió para el diario La Nación, que cuesta 580 pesos. El libro, con una tirada inicial de 1000 ejemplares, tuvo que reimprimirse y parece que va a agotar también la segunda edición. Entre los libros más destacados están Los mejores días de Magalí Etchebarne, publicado por Tenemos las máquinas, a 380 pesos; y Quedate conmigo de Inés Acevedo, editado por Marciana, también a 380 pesos.

En el Fondo de Cultura Económica (FCE), en el stand 1410 del pabellón Amarillo, hay ofertas para todos los paladares. Las Novelas escogidas (1981-1998) de Elena Garro, con prólogo y selección del crítico Geney Beltrán Félix, a 980 pesos. En el rubro ciencias sociales, uno de los fuertes del FCE, está El fin de las sociedades de Alain Touraine, a 370 pesos. Hay dos destacados títulos de ensayos de Graciela Montes: El corral de la infancia (437 pesos) y La frontera indómita (382 pesos). Los espacios privilegiados para encontrar los libros más baratos de la Feria son las librerías de saldo. En Librería Lorraine (stand 1316, pabellón Verde), un libro sale 150 pesos y venden 4 por 500. Hay grandes clásicos como Dublineses de James Joyce, El escarabajo de oro de Edgar Allan Poe, Drácula de Bram Stoker, Niebla de Miguel de Unamuno y El libro de la selva de Rudyard Kipling, entre otros. Para aprovechar también hay otra combinación 1 x 100 pesos 4 x 300 con títulos más recientes de Antonio Dal Masetto, Siempre es difícil volver a casa y Demasiado cerca desaparece; y Maniobras nocturnas de Edgardo Cozarinsky. En Dickens (1320, pabellón Verde) hay libros por 120 pesos y 3 por 300, con títulos como Timote de José Pablo Feinmann, El arco y la mariposa, del marroquí Mohammed Achaari; los ensayos sobre literatura de Amós Oz, La historia comienza; y varios de Paul Auster: La Trilogía de Nueva York, La invención de la soledad, La música del azar y Creía que mi padre era Dios, entre otros.

El boom de “Sinceramente”
“¡Quiero el libro de Cristina!” es la frase más pronunciada y escuchada cuando se recorre el pabellón Verde, cerca del stand 1017 de Penguin Random House. Hay un sector especial donde se exhibe Sinceramente, que Cristina Fernández presentará el jueves 9 de mayo. El libro tiene 524 páginas y cuesta 599 pesos. Voceros de la editorial informaron a este diario que se imprimió una tirada inicial de 20.000 ejemplares, una segunda reimpresión de 20.000, una tercera de 24.000 y una cuarta de 60.000. Sólo en la feria, en el stand, se vendieron 2.000 libros el jueves, 1.500 el viernes, 1500 el sábado. Nadie duda de que con estas cifras es el libro más vendido de esta edición. Graciela Soto llegó de Ushuaia, donde trabaja como docente en una escuela rural, el sábado al mediodía. Se quedará apenas un día. Lo primero que hizo fue recorrer los pabellones y cumplir con la promesa que le hizo a su sobrino: comprarle un ejemplar de Sinceramente. “Mi sobrino es K, yo no”, confiesa Graciela. “Yo no soy anti K -aclara-, tampoco soy Pro… Soy consciente de cómo Macri está destruyendo la educación. Los docentes en Ushuaia cobramos 25 mil pesos y pagamos alquileres de 15 y 18 mil pesos”. Carlos Policastro se llevó seis ejemplares porque “voy a leer seis veces el libro”, bromea y agrega que un ejemplar es para él y el resto para regalar. “Les vamos a copar la Rural el 9”, augura con una sonrisa peronista. Nazarena tiene 22 años y acaba de comprar Sinceramente. “Me interesa leer el libro. La voy a votar en octubre. Ojalá gane”, resume Nazarena el deseo y la esperanza de muchos que no ven la hora de que termine el gobierno de Cambiemos.

Sinceramente no está solo en el stand de la editorial. También se lo puede comprar en Librería Cúspide (stand 910, pabellón Verde). Alejandro Costa, general de ventas, confirma que hasta el sábado a las 18 sólo en La Rural -no incluye lo vendido en las librerías de la cadena del Grupo Clarín- se vendieron 1017 ejemplares. Otro de los libros más vendidos, pero muy lejos de estas cifras, son los de la antropóloga feminista Rita Segato. De los títulos disponibles, Contra-pedagogías de la crueldad, La guerra contra las mujeres, Las estructuras elementales de la violencia y La crítica de la colonialidad en ocho ensayos, los cuatro editados por Prometeo, se han vendido hasta el sábado a la tarde más de 70 ejemplares. En Siglo XXI (stand 922, pabellón Verde) hay varios títulos tentadores y económicamente “accesibles” en el área de las ciencias sociales: Feminismo y arte Latinoamericano de Andrea Giunta (599 pesos); Y ahora, ¿qué? de Axel Kicillof (499 pesos), que se presentará el 4 de mayo a las 16.30 en la sala Borges; ¿Qué es el peronismo? de Alejandro Grimson (590 pesos), que se presentará el sábado 11 a las 16.30 en la sala Adolfo Bioy Casares; ¿Por qué funciona el populismo? de María Esperanza Casullo (450 pesos) y La Biblia del Proletariado. Traductores y editores de El capital de Horacio Tarcus (359 pesos).

La cordobesa Tamara Sternberg, editora y librera de El Emporio libros y El emporio ediciones (stand 529, pabellón Azul), repasa su entrañable vínculo con la Feria. Hace cuatro años, cuando estaba por primera vez en La Rural en el “Nuevo Barrio”, se quedó sin libros justo el 1° de mayo. “Fue una odisea para que llegaran los libros de Córdoba, pero lo que más me acuerdo es la sensación de que te elija la gente y que le guste lo que una está publicando”, reconoce la editora y librera. La librería El emporio Libros tiene más de 70 años de historia en Córdoba; fue creada por su padre, Moisés Sternberg, el decano de los libreros cordobeses, que murió el año pasado a los 86 años. La editorial publica novela histórica y tiene un librazo en el género novela negra: la voluminosa Odisea del cangrejo de Fernando López (990 pesos), el creador de la saga de novelas del detective Philip Lecoq, que se presentará el 10 de mayo a las 18.30 junto con Guillermo Martínez en la sala Alfonsina Storni. La editorial y revista Sudestada está en el stand 124 del pabellón Azul. Entre varias promociones tiene una mesa que propone un libro por 350 pesos, 3 por 900 y 6 libros por 1700 pesos, entre los que se destacan Seremos ley. Crónica de la lucha feminista por la legalización del aborto de Juana Luna; De Nicaragua a La Tablada de Hugo Montero; No fue un motín. Crónica de la masacre de Pergamino de Leandro Albani; Compañero Raymundo de Juana Sapire y Cynthia Sabat; y Palestina. Los ojos de Handala de Naji al-Ali. En el stand del Grupo Octubre (705, pabellón Azul) también hay libros baratos, como La argentina agropecuaria de Pedro Peretti y Mempo Giardinelli, a 130 pesos, que se presentará el domingo 5 de mayo a las 18; Nuevas crónicas del naufragio de Sandra Russo (130 pesos) y La marea sindical de Tali Goldman (290 pesos), que se presentará también el domingo 5 de mayo, a las 20. Eva Perón. Esa mujer de María Seoane y Víctor Santa María, con fotos inéditas de Evita, cuesta 850 pesos, pero docentes y libreros lo podrán adquirir por la mitad del valor: 425 pesos. El libro se presentará el martes 7 a las 19 en la sala Jorge Luis Borges.

La incertidumbre que genera un dólar en alza impacta en el precio de los libros. Gabriel Waldhuter cuenta que aumentó los libros un 6 por ciento por la escalada del dólar a 47 pesos. “La devaluación hace que el libro argentino este más competitivo, pero es un efecto del día porque dentro de un mes la devaluación se va a pasar a los precios. En nuestro caso el libro importado está el doble de lo que estaba el año pasado. La gente viene, pregunta el precio del libro, me mira, se lleva dos libros a la caja y compra uno. Otro caso es el de que viene con un solo libro a la caja y no se lo lleva”, explica Waldhuter lo que sucede diariamente y revela que desde la Fundación El Libro y la Cámara Argentina del Libro (CAL) estuvieron intentando gestionar con el ministerio de Producción el “Ahora 12”, pero nunca obtuvieron respuesta. “Hubiera sido fundamental tenerlo en la Feria como se hizo con ‘La vuelta al cole’”, dice el editor, distribuidor y librero. El stand de Waldhuter es como un Paraíso –el mejor de la Feria–, pero es de acceso cada vez más restringido, con títulos de Páginas de Espuma, Libros del Asteroide, Periférica, Acantilado, Valparaíso, Impedimenta y Capitán Swing, entre otros sellos. Más allá de que el promedio del precio de un libro en este stand esté entre 1500 y 1600 pesos, hay títulos de la editorial Waldhuter mucho más baratos, como L.G. Una aventura de los años 60 de Georges Perec (390 pesos) y La inútil lectura de Carlos Skliar (390 pesos). “El mercado interno está destruido, lo vivimos día a día los libreros y acá se va a sentir –admite Waldhuter–. No porque sea la feria del libro se van a vender más libros”.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario