home Política $ 27.570 para no ser pobre y $ 11.117 pesos para sobrevivir

$ 27.570 para no ser pobre y $ 11.117 pesos para sobrevivir

La canasta básica alimentaria, que define la línea de indigencia, se disparó en febrero un 5,1 por ciento con respecto al mes anterior y en un año acumula un 59,1 por ciento, según informó ayer el Indec. Con esta suba, un hogar de cuatro personas necesita 11.117 pesos por mes para consumir los requerimientos calóricos mínimos necesarios para sobrevivir. Por su parte, el incremento de la canasta básica total fue de un 4,3 por ciento y en doce meses llega al 57,2 por ciento. En este caso, un hogar de cuatro miembros requiere 27.570 pesos para no caer en la pobreza, 10.032 pesos más que hace un año. Hoy se conocerá el índice de pobreza correspondiente al segundo semestre del año pasado.

La disparada tanto de la canasta básica como de la total obedece a la fuerte inflación que se ha venido registrando en los últimos meses, sobre todo en los alimentos. En febrero la inflación fue de 3,8 por ciento, pero el rubro alimentos y bebidas no alcohólicas trepó 5,7 por ciento. En los dos primeros meses del año la suba general fue de 6,8 por ciento y los alimentos treparon 9,3 por ciento, mientras que en los últimos 12 meses el IPC promedió 51,3 por ciento y los alimentos y bebidas llegaron al 58,3 por ciento, en línea con los aumentos que registraron las canastas.

El Gobierno heredó de la administración anterior el programa Precios Cuidados y lo mantuvo para tratar de garantizarles alternativas económicas a los que menos tienen. Sin embargo, el programa sólo continuó en lo formal, porque las empresas retiraron sus principales marcas de los listados y en los últimos meses ni siquiera se consiguen los productos de segunda marca, como la leche La Armonía que La Serenísima dejó dentro del programa y que ahora brilla por su ausencia, mientras las góndolas rebalsan con las nuevas presentaciones de La Serenísima a precios estratosféricos que llegan a 43,50 pesos en el caso de un sachet de litro.

Pese a la suba generalizada de precios y el incumplimiento del programa Precios Cuidados, el Gobierno se mantiene sin reacción, lo que agudiza los abusos por parte de productores y supermercados. La remarcación viene siendo tan acelerada y la dispersión de precios tan elevada que cuesta tener referencias concretas al momento de comprar.

La inflación se aceleró el año pasado de la mano de la disparada del precio del dólar. Por lo tanto, esta nueva suba de la divisa estadounidense, que ayer cerró a 44,92 pesos (ver aparte), acumulando un incremento de 12 por ciento en lo que va de marzo, es probable que derive en una nueva tanda de remarcaciones masivas en las góndolas. Los productos importados suben de precio automáticamente cuando trepa el dólar para garantizar su reposición una vez son vendidos, mientras que el resto de los bienes también se ajustan en alguna medida, ya sea porque tienen insumos dolarizados o por la propia incertidumbre que genera la suba del dólar, situación que lleva a muchos empresarios a aumentar para cubrirse frente a una eventual espiralización de una crisis que genera cada vez mayor incertidumbre.

En el informe difundido ayer el Indec detalló cuánto dinero necesita un varón adulto de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, para no ser indigente (3597,7 pesos por mes) y luego ofrece tres ejemplos de hogares con distintas composiciones. El hogar de cuatro integrantes con un varón adulto, una mujer adulta y dos niños requiere 11.117 pesos para no ser indigente. Un hogar con tres miembros compuesto por una mujer de 35 años, su hijo de 18 y su madre de 61 años necesita 8850,5 pesos, mientras que un hogar integrado por una pareja adulta de 30 años y tres hijos de 5, 3 y 1 año necesita 11.692,75 pesos para sobrevivir. La canasta de la indigencia contempla apenas 30 alimentos en cantidades moderadas para un adulto equivalente y se estima que la mujer adulta consume un el 77 por ciento de lo que consume el hombre, los niños entre el 37 y el 60 por ciento, mientras que un hijo adolescente apenas por encima de lo que consumo el valor adulto.

En el caso de la canasta de pobreza, que incluye también servicios, el monto que necesita un varón adulto se eleva a 8922,47 pesos, mientras que el hogar ya citado de cuatro miembros requiere 27.570 pesos, el hogar de tres miembros 21.949,3 pesos y la casa con cinco miembros 28.998 pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *