Sesión extraordinaria en el Concejo deliberante de Quimili 26 de diciembre para tratar Proyecto de Presupuesto 2018

En la tarde de este viernes 22 de Diciembre fueron notificados los concejales  de la convocatoria a Sesión Extraordinaria del Concejo Deliberante de Quimili, para el próximo martes 26 de Diciembre para el tratamiento dentro del recinto del Proyecto Presupuesto 2018.

Recordemos que el pasado 31 de Octubre finalizo el periodo de sesiones del concejo sin el tratamiento por parte del oficialismo del proyecto de presupuesto de recaudación, inversiones y gastos correspondiente al 2018, como todos los años y como manda la ley no fueron enviadas las copias del proyecto a los concejales por lo que se desconoce que es lo que se tratara.

En clara falta a los derechos constitucionales y leyes que establecen que la copia del proyecto debe ser distribuida en todos los concejales del cuerpo, cosa que no sucede desde el año 2014, dejando en duda y desconociendo hasta el momento cual es el monto que recibe el municipio de Quimili.

Macri: “Hubo diputados que incitaron a la violencia”

Tras una jornada de violencia en las inmediaciones del Congreso de la Nación y de protestas y cacerolazos en distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires, cuatro horas después de que la Cámara de Diputados de la Nación aprobara la reforma previsional impulsada por el Poder Ejecutivo, Mauricio Macri dio este mediodía una conferencia de prensa en la Casa Rosada. “Toda esa violencia que vimos, claramente orquestada, la vamos a enfrentar junto a la Justicia para saber quiénes son los responsables; no fue algo espontáneo”, sostuvo.

“Claramente fueron hechos orquestados. El juez [Sergio] Torres, [Claudio] Bonadio, están investigando. Confío en lo que están haciendo ellos. Queremos una Justicia que cada vez despierte más respeto y lo va a lograr si hace pagar los costos de lo que han hecho”, aseguró.

Macri dijo que quienes protagonizaron ayer hechos de violencia “han destrozado la ciudad y hospitalizado 80 policías”. También afirmó que “los cambios generar incomodidad”, pero que son “necesarios”.

“Siempre se puede mejorar, pero lo más importante es entender que yo no vine a estar en una situación cómoda, a esconder los problemas debajo de la alfombra. Aposté a que poniendo todos energía y ganas vamos a ir resolviendo los problemas, como lo hicimos estos dos años”, agregó.

Por otro lado, el Presidente que cuestionó que durante el día de ayer “hubo diputados que incitaron a la violencia”.

El mandatario dijo que comprendía que haya sectores de la sociedad que se oponen a los cambios que impulsa su administración. “Yo respeto que haya gente que piense que estas reformas no son buenas. Es lógico. Sería inusual que hubiera unanimidad sobre reformas tan profundas”, sostuvo.

Y agregó: “Yo respeto que haya gente que piense que estas reformas no son buenas. Es lógico. Sería inusual que hubiera unanimidad sobre reformas tan profundas”.

“Lo que pido es que no duden un instante de por qué se las estamos proponiendo. No pido que no se expresen. Yo estoy convencido, de cuerpo y alma, que estas reformas nos van a permitir crecer veinte años”, indicó.

Frases

“Hoy estamos volviendo a soñar, a compartir esperanza a lo ancho y largo del país”.

“Siempre se puede mejorar, pero lo más importante es entender es que yo no vine a estar en una situación cómoda, a esconder los problemas debajo de la alfombra”.

“Lejos de ir a una crisis como 2001, empezamos a crecer: volvió la relación con el mundo, los créditos. Todos estos cambios generan incomodidad, pero son necesarios”.

“Esto es un proceso, no es de un día para el otro, yo no sé hacer magia”.

“Quiero decir que toda esa violencia que vimos, claramente orquestada, la vamos a enfrentar junto a la justicia para saber quiénes son los responsables ; no fue algo espontáneo. Esto fue premeditado, que buscó que no funcione el Congreso”.

“La democracia funciona a pesar de todo lo que hicieron: [fueron] 17 horas de sesión, 14 horas habló la oposición”.

“Estoy acá como presidente con el único fin de ayudarlos a crecer. Por la meta que quiero que se me juzgue es si pude o no reducir la pobreza, esa es mi absoluta prioridad, desde el primer día”.

“Tengo dos ejes proritarios: la niñez, los chicos de 0 a 5 años, [para] que reciban todo lo que necesitan para que arranquen la vida teniendo las mismas oportunidades hayan nacido donde hayan nacido. La segunda es cuidar a nuestros jubilados: con esta reforma lo que hicimos fue garantizar una fórmula que los defienda del peor mal que han sufrido, la inflación. Esta formula les va a garantizar que siempre van a estar mejor que la inflación”.

La Diputada Nacional Claudia de Zamora voto en contra del proyecto de Reforma Jubilatoria.

En un marco de mucha tensión dentro y fuera de la cámara de diputados los legisladores de cada provincia votaron de acuerdo a sus convicciones  y necesidades usando en muchos casos el razonamiento y el pedido de la gente, tal es el caso de la diputada nacional por el Frente Cívico por Santiago, Claudia Ledesma Abdala de Zamora,  quien prestando atención a los reclamos de distintos sectores, sobre todo del clero siente la necesidad de no acompañar el proyecto de ley del de reforma jubilatoria que fuera aprobado en el recinto en la mañana de este martes.

De esta forma quedo demostrado por parte de la ex gobernadora que está del lado de la gente y ya se conocía en la sesión suspendida cual iba a ser su postura dentro del recinto de tratarse la ley. Fuente: Diario Quimili

 

Ya es LEY la reforma jubilatoria en la Argentina

Tras una maratónica sesión en la Cámara de Diputados , y horas después de una jornada de violencia extrema fuera del Congreso, el oficialismo consiguió aprobar esta mañana la reforma previsional con 128 votos a favor, 116 en contra y dos abstenciones.

La Cámara baja convirtió en ley la reforma de la fórmula de la actualización de las jubilaciones al cierre de doce horas de un debate agitado, con fuertes cruces e infructuosos llamados de la oposición para levantar la sesión igual que el pasado jueves.

El oficialismo contó con el apoyo de legisladores que responden a los gobernadores, quienes respaldaron la iniciativa oficial.

El Gobierno se alzó con la aprobación de la reforma luego de una jornada con incidentes y enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad, que terminó con 162 heridos, entre ellos 88 policías, y 61 detenidos. Anoche hubo cacerolazos en distintos barrios de la Capital y una multitud se concentró en la Plaza Congreso.

La iniciativa impulsada por el Gobierno atravesó un arduo período de negociaciones, con líderes peronistas y mandatarios provinciales para conseguir el apoyo requerido para ser aprobada.

La reforma

El proyecto establece una nueva fórmula para el cálculo de la actualización de las jubilaciones. A diferencia de la actual, que contempla principalmente la evolución de los salarios y de la recaudación de los recursos tributarios que recibe la Anses, la nueva está compuesta en una relación de 70/30 por la variación de precios (inflación) y el promedio de salarios de trabajadores en relación de dependencia

La nueva fórmula, que se aplicaría cada tres meses, no contempla la inflación del último trimestre de este año. Por eso, tras una reunión con los gobernadores el pasado viernes después de la fallida sesión del jueves, el Gobierno prometió otorgar un bono compensador en marzo que, según asegura, alcanzaría a 10 millones de jubilados y beneficiarios de la AUH.

Esta reforma implicará un ahorro de 60.000 millones de pesos anuales, que constituirá la base de sustentación de la reforma tributaria y del consenso fiscal que suscribió con los gobernadores en noviembre pasado y que esperan todavía la sanción de la Cámara de Diputados.

 

Graves Incidentes: Un día de furia dentro y fuera del Congreso

Barrieron la plaza del Congreso con balas de goma y gases, durante seis horas. Le tiraron gas pimienta en los ojos a una diputada; dispararon a quemarropa con postas antidisturbios contra los fotógrafos que hacían su trabajo. El Gobierno respondió con un desorbitado operativo de represión la manifestación convocada en rechazo a la reforma previsional. La protesta, lanzada por las dos CTA y la Corriente Federal, con la adhesión de la CGT, había propuesto concentrarse en el lugar a las dos de la tarde para expresar el repudio al ajuste mientras los diputados trataban, en sesión especial, su aprobación. Sin embargo, la policía y la Gendarmería comenzaron a disparar sobre los manifestantes antes de que llegaran a confluir frente al Congreso. La marcha logró una respuesta masiva, y durante horas la gente volvió a la plaza a pesar de ser corrida, una y otra vez, hasta que, en medio de la represión, la sesión de Diputados cayó. Parecía que el día estaba terminado, pero los gases y los palos siguieron hasta la noche. Al cierre de esta edición había una treintena de detenidos. Entre ellos, un indigente que duerme hace años en la plaza.

¿Por qué se desató la represión? Para cualquiera que haya estado en el lugar fue evidente que había una orden de no dejar que los manifestantes se reunieran frente al Congreso. Los alrededores del edificio ya amanecieron vallados; el día anterior, la Gendarmería había dispersado con hidrantes y gases a los movimientos sociales que intentaron hacer una vigilia y ayer, las fuerzas de seguridad empezaron a tirar gases lacrimógenos apenas los primeros grupos se reunieron contra las vallas. Inmediatamente después salieron a “despejar” toda la plaza con más gases y balazos de goma. Escudos, hidrantes, policías montados en motos haciendo disparos: nada del despliegue represivo disponible se ahorró.

A esa hora –la una y media de la tarde– en la zona del Congreso había de todo un poco: más que nada trabajadores que se acercaban de a poco, con banderas de sus gremios, partidos de izquierda, organizaciones universitarias. Había también bastantes jubilados sueltos, ya que todavía era temprano y muchos se habían acercado por las suyas para expresarse contra el recorte. Había personas sentadas en los bares de la zona, que –todavía– no habían cerrado sus puertas.

Lo que no había era manifestantes violentos. Contra el cordón de la Gendarmería de la avenida Callao al 100, por ejemplo, la máxima expresión de violencia era una señora mayor que, vestida con un batón que le tapaba las rodillas, increpaba a la efectivos a través de las vallas, mientras cinco o seis jóvenes, cada tanto, se desprendían de un grupo mayor de manifestantes para agitarlas: nada que no sea parte de lo que se ve en cualquier protesta.

Una cuadra más adelante, en Montevideo y Rivadavia, toda la violencia que había era grupos de personas que, con pancartas y bombos, entraban a la plaza. Todos fueron gaseados antes de dar menos de veinte pasos.

El gas obligó a la mayoría a volver sobre sus pasos. Ojos llorosos, personas que pasaban ahogadas. Gente con vómitos. En las corridas, más de un jubilado perdió su cartel escrito a mano. Pronto hubo contenedores de basura ardiendo en medio de la calle: el humo ayuda a dispersar el gas. A las barricadas también fueron a parar sillas de los bares, pallets, todo lo estuviera a mano y pudiera arder. Cada tanto, los policías en moto aparecían disparando más gases, asomándose a las calles laterales.

La diputada Mayra Mendoza se acercó a una de las vallas junto a otros compañeros de bancada para reclamar contra el operativo. Uno de los efectivos le tiró gas pimienta en la cara. La legisladora tenía su credencial de diputada en la mano, visible.

También fue agredido el diputado por Tierra del Fuego Matías Rodríguez, al que la Gendarmería le dio un golpe en la cabeza que lo dejó inconsciente, tirado en el piso.

En la manifestación se vieron sectores sociales muy diversos; pero lo realmente notable fue que había personas de todas las edades.

Una escena: tras una corrida, un grupo con banderas del Sindicato Único de Publicidad se reagrupa en una esquina. Escuchan a un compañero de mayor edad, ya en sus sesenta. Clase exprés de cómo actuar en la emergencia:

–Si la cana avanza, hay que replegarse. Y cuando la cana se retira, hay que volver –explica el referente–. Tenemos que mantener vivo el conflicto, pero no confrontar. Este es el principio básico: cuando la cana retrocede, nosotros volvemos. No nos acercamos, pero no nos vamos. Nos quedamos y sostenemos y todo el mundo se cuida. Eso es lo básico. A esto ya lo hacía el hombre de las cavernas: cuando venía el rinoceronte se escondía, y cuando el rinoceronte se iba volvía a salir y lo corría de atrás.

Había una voluntad muy clara de quedarse en la plaza o por lo menos cerca. Mientras la represión seguía, en oleadas, columnas con varias cuadras de manifestantes se mantuvieron sobre la Avenida de Mayo y la 9 de Julio. Bancarios, Suteba (docentes), la UOM (metalúrgicos), Canillitas, Descamisados, La Cámpora, la CTD Aníbal Verón, el movimiento Milagro Sala, entre muchos otros. Sobre la avenida Rivadavia, más tarde se ubicaron los partidos del FIT y otras fuerzas de izquierda.

Escena dos: en la avenida Rivadavia, con el aire cargado de gases. Muchos manifestantes lograron volver a entrar, de fondo sigue sonando el ruido continuo de disparos. Gente con los ojos rojos, tapándose la boca con la remera, escupiendo por el ardor de garganta, buscando una franja de sombra para resguardarse del sol, moviéndose para alejarse y moviéndose de nuevo para volver a acercarse a las vallas. Salido de no se sabe dónde, y con toda la tranquilidad del mundo, un hombre de overol con una llave inglesa en la mano se acuclilla en la vereda. Abre la tapa de una toma de agua, mete la llave, convierte la toma de agua en un improvisado surtidor. Lo repite en cada toma, a lo largo de la avenida, para que los demás puedan refrescarse. No quiere contestar preguntas ni explicar nada. “El truco no se cuenta. Eso queda para la memoria de la resistencia popular”.

Finalmente, la sesión de la Cámara de Diputados cae. La noticia corre muy rápido en la plaza. Hay festejos que ni que fuese el Mundial. Aplausos, saltos, cantitos. Uno anotado al azar: “vos siempre fuiste un inútil, lo dice hasta tu papá / te veo en un helicóptero a Panamá”.

Otro, de cajón: “Qué boludos / qué boludos/ la reforma se la meten en el culo”. Las columnas que habían esperado más alejadas de la represión, sobre la avenida de Mayo, lograron entrar a la plaza.

Frases sueltas escuchadas de las conversaciones en la marcha: “No les importa nada”. “Dan ganas de matarlos”. “No pueden ser tan guanacos!” “El neoliberalismo no se sostiene sin palos”. “Tengo 63 años y nunca vi una cosa así”. “Hasta la victoria siempre”.

Se suponía que no había más que hacer, pero no. En ese clima de festejo, la Gendarmería y la Policía Federal reanudaron la represión, hasta entrada la noche. Para el cierre, las detenciones. Anoche, los abogados de las organizaciones de derechos humanos confeccionaban un listado de los arrestados. La Correpi contabilizaba 37 personas. Al cierre de esta edición, aún se desconocía el paradero de 17.

Reforma Jubilatoria: se suspendió la sesionen Diputados con graves incidentes

El oficialismo debió levantar la sesión para tratar la Reforma jubilatoria. Antes había hecho lo posible y casi lo imposible, combinando acciones lícitas e ilícitas, para acelerarla y obtener su sanción.

Hablemos primero de las lícitas, aunque sean discutibles o cuestionables políticamente.

  • Aceleró el trámite, incluso adelantando la sesión una semana.
  • Regateó con(o presionó a) los gobernadores de otro signo político.
  • Persuadió a un puñado de legisladores de la oposición para que contribuyeran con el quórum, que era la clave del día, aunque en definitiva se pronunciaran contra el proyecto.
    Vamos por las ilícitas y violentas.
  • Decidió reprimir la protesta callejera durante toda la semana.
  • Valló ayer la zona del Congreso transformándola en una suerte de zona militarizada, congregando alrededor de mil efectivos de seguridad, comandados por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Armados hasta los dientes, en actitud de amedrentar.
  • Durante dos días, apaleó, gaseó y baleó con proyectiles de goma a manifestantes, incluyendo diputados nacionales y fotógrafos que cumplían su labor.

Queda pendiente para la investigación  si dibujó el quórum colando uno o dos diputruchos, conforme denunciaron diputados opositores.

El proyecto no pierde estado parlamentario pero la postergación pone en un brete a Cambiemos, por la creciente repulsa que suscita a la que se sumó (tarde pero con fuerza) la Confederación General del Trabajo (CGT).

El presidente Mauricio Macri le puso el moño a una jornada plena de sinsabores y excesos amenazando con sacar la Reforma mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU). Fuego amigo de la diputada Elisa Carrió y una rotunda respuesta de la CGT lo disuadieron de promover una medida inconstitucional, que hubiera embravecido el clima de protesta.

– – –

Votos con la mano y con la cola: Ya se dijo: el quórum era más difícil de alcanzar que la mayoría en la votación definitiva.

En el Congreso se vota con las manos (alzándolas, dejándolas abajo o pulsando un botoncito) al final de las sesiones. En su transcurso  a veces se vota con la cola, dando o retaceando quórum. Ambos procederes son legales y forman parte de las herramientas de la oposición dentro del sistema democrático.Hay un tercer mecanismo: las abstenciones que no importan para esta crónica.

Cambiemos quedó cerca de la mayoría propia en Diputados merced al pronunciamiento electoral de octubre. La legitimidad revalidada es consecuencia del juego de suma cero disputado en las urnas. Habla de su creciente poderío y del pobre desempeño de casi todos los partidos opositores que condiciona el próximo bienio y que deberán repensar si aspiran a ser competitivos en 2019.

Este cronista nunca suscribió la metáfora del Congreso como escribanía de la Casa Rosada, fuera cual fuera su principal inquilino. En la mayoría de las democracias estables (aún las de régimen parlamentario) el Ejecutivo es el que propone y sostiene casi todas las iniciativas de ley. Cuestionar esa prerrogativa es ineficaz y equivocado.

Cambiemos requiere añadir un puñado de votos para cada tema, que intentará pescar básicamente dentro del acuario pan peronista. De cualquier manera, es significativo que en este debate se hayan plantado el massismo en tránsito y varios justicialistas no K o anti K, ampliando el espectro realmente opositor. El diseño tiene pinta de perdurar y es una señal acerca del porvenir cercano.

Los diputados opositores que amagaban votar en contra y dieron quórum ayer quisieron ser funcionales al oficialismo. Ayer no pudieron y se verán en figurillas para sostener su táctica dual ahora que se identificaron.

– – –

Los motivos de la prisa: El Gobierno aceleró a fondo, operaba contrarreloj. En Diputados se acrecentaba la coalición opositora ad hoc y, al unísono, se acentuaba la movilización contra la reforma.

La polémica pública le dio fatal porque periodistas o académicos especializados fueron desnudando el doble objetivo de la norma: desfinanciar a la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) y reducir el valor adquisitivo de las jubilaciones.

Hasta juristas afines a Cambiemos anunciaron que sería inconstitucional (por confiscatoria) la aplicación de la fórmula de reajuste en marzo.

La protesta social fue in crescendo. Posiblemente el oficialismo apostó a la apatía ciudadana, al sopor filo veraniego, le erró lejos. Quizás calibró la pasividad ante el fusilamiento por la espalda de Rafael Nahuel. Atonía colectiva que, dicho por ahora al pasar, es llamativa y preocupante,

Mal que les pese a los estrategas del macrismo, la sociedad civil se mantiene levantisca y pone límites. No siempre, no todo el tiempo, como a veces fabulan sectores de la oposición.

Frente a la reforma regresiva se fue amasando una repulsa pluripartidista y social similar (aunque no tan amplia) como la que enfrentó al 2×1 para los represores o a la que sucedió primero a la desaparición de Santiago Maldonado, luego a la corroboración de su muerte violenta, en un contexto de represión desbocada e ilegal.

Los operativos repitieron el modus operandi predilecto de la ministra Bullrich. Anteayer, el diputado Leonardo Grosso fue mordido por un perro de las fuerzas de Seguridad y la diputada Victoria Donda pateada por masculinos de dichas reparticiones. Ayer les tocó el turno a unos cuantos diputados y a miles de manifestantes.

Cebar a policías o gendarmes, incitarlos a meter goma, alabarlos o encubrirlos después es un camino de ida, difícil de detener o hasta de controlar. La violencia se prolongó aún después de la desconcentración subsiguiente al levantamiento en el recinto.

El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, hablaba en conferencia de prensa de paz y repudio a los violentos mientras algunos canales de cable (no todos, ya sabemos) partían la pantalla mostrando a Robocops atacando de a cuatro o  cinco a ciudadanos sueltos, en una Plaza del Congreso vacía. Los arrojaban al piso, los molían a palos, los pateaban en el piso: patoteros con chapa.

En La Plata, la Caballería de la Bonaerense evocaba horas más aciagas, pechando a mujeres y hombres desarmados.

Ayer se repitieron, con las variantes del caso, jornadas imborrables del periodismo argentino en la calle registrando crímenes o delitos de las Fuerzas de Seguridad. Pablo Piovano, fotógrafo de este diario durante muchos años recibió un haz de balas de goma en el pecho. Le preguntaron a Peña su parecer sobre ese hecho y las heridas sufridas por diputados. Sin ruborizarse, adujo no saber nada sobre los periodistas heridos. Y acusó a los legisladores kirchneristas que participaron en la sesión por haber prendido la mecha. Cuesta entender qué impacto pudo tener “el escándalo” de ayer en la represión de anteayer pero es sabido que el discurso de Cambiemos rehúye la coherencia para privilegiar el slogan o el impacto.

– – –

Esa costumbre de resistir: Peña apostrofó a los “piqueteros”, sus adversarios políticos. Olvida que la mayor movida de acción directa desde la recuperación democrática la protagonizó “el campo”. Piquetearon en todo el país, cortaron rutas durante meses, produjeron desabastecimiento de productos básicos, arrojaron alimentos perecederos sobre el cemento o en las banquinas. La protesta que incordia al gobierno de Mauricio Macri es la de sectores populares.

En esta ocasión empezaron las organizaciones sociales, las dos CTA y los sectores críticos de la CGT, como la Corriente Federal y los camioneros.

Las manifestaciones más masivas sucedieron en la Ciudad Autónoma, también hubo en otras ciudades, como La Plata donde la Caballería de la Bonaerense agredió brutalmente a quienes participaban.

La CGT objetó de entrada la reforma pero su conducción no fue al Senado ni se pronunció con firmeza respecto de la cómoda aprobación. Recién se activó en esta semana.

Los motivos visibles de la demora son varios, empezando por la falta de cohesión interna de la Central Obrera. Uno de los triunviros, Héctor Daer, le hurtó el cuerpo a la convocatoria a Plaza Congreso y a la declaración de paro general si se aprobaba la ley. Gremialistas empinados del Consejo Directivo tampoco apoyaron las medidas.

Pero la conducción está tironeada en sentido inverso por el creciente descontento social y por rebeldías crecientes que se patentizaron en un encuentro de jefes gremiales en Luján, pocos días atrás. El éxito de la concentración que acompañó (es un modo de decir) al tratamiento en el Senado pudo incidir en la radicalización cegetista.

El cuadro general deja escaso margen para la indefinición, en particular cuando siempre se enunció que la CGT estaba en contra del proyecto. El paro se levantó pero cientos o miles de trabajadores fueron reprimidos ayer, un dato del que habrán tomado los dirigentes más lúcidos y centrados de la CGT.

– – –

Varias derrotas y un espectro: El diputrucho comprobado se llamaba Juan Quenan. No era legislador. Se sentó taimadamente en la banca de un senador peronista en 1992 posibilitando así que el gobierno del entonces presidente peronista Carlos Menem juntara el número imprescindible para aprobar el Marco regulatorio de la privatización de Gas del Estado. Armando Vidal, cronista parlamentario de “Clarín”, lo descubrió y denunció.

El espectro de Quenan, por ahí, resucitó ayer en la Cámara Baja. Al oficialismo le alcanzaría para disiparlo con dar la nómina de diputados que apoyaron sus posaderas en las bancas para abrir la sesión. No es tan difícil, si hay voluntad.

El macrista Emilio Monzó, presidente de la Cámara, quiso guardar estilo y mantener viva la sesión. El diputado de su bancada, Nicolás Massot, gritó desencajado que había que discutir sin gritar. Su colega massista, Graciela Camaño, demostró una vez más su experiencia y destreza parlamentaria. Moduló los decibeles, les dio una lección reglamentaria y los exhortó a levantar la sesión. Carrió mocionó el fin de la jornada sin privarse de autoalabanzas, la especialidad de la casa. Macri sufrió una derrota transitoria y severa a la vez en el Congreso.

Deberá sudar la gota gorda para contener a diputados opositores que hicieron quórum. Algunos sinceraron que lo hacían por presiones de su gobernador, que sucedían en carácter transitivo a las del Gobierno.

La reforma jubilatoria sigue siendo la nave insignia del combo lanzado por el presidente. Su devenir es ahora más incierto aunque el oficialismo conserva la iniciativa. Contra lo que creen los halcones de la Casa Rosada (todos sus pobladores) la escalada represiva les juega en contra.

La bronca de Macri, cuentan confidentes de Palacio, lo indujo a maquinar el DNU para gambetear una nueva sesión en Diputados. La CGT le replicó de volea: si lo hubiera, decretaría paro general. Carrió tildó la iniciativa de inconstitucional y amagó con irse de Cambiemos.

Expresaron dos frentes adversos que abriría el oficialismo: exacerbar la acción directa y agravar sus derrapes anti institucionales, cada vez más asiduos. Por ahora, se autocontuvo… hubiera sido echar nafta al fuego.

Fernández, Forres, Beltrán entre otros pagaran el bono de $ 8.000 en Quimili todavía no hay anuncio.

Los empleados municipales de la ciudad de Fernández, Beltran, Forres, Frías, entre otras de  primera, segunda y tercera categoría percibirán un bono de fin de año de $ 8.000, al igual que el personal de la Administración Pública provincial.

La medida fue adoptada por los intendentes de varias ciudades en consonancia con lo dispuesto por la entonces gobernadora, Dra. Claudia de Zamora, en la ciudad de Quimili todavía no se produjo el tan esperado anuncio por parte de los empleados Municipales de poder cobrar este extra que les permita ente los bajos sueldos que perciben pasar un navidad y año nuevo de la mejor manera.

Recordemos que el año pasado se dio el mínimo en contra del anuncio que hiciera en aquel entonces la Sra. Gobernadora de la Provincia. Fuente: Diario Quimili.

Diciembre caliente en Argentina: represión por la protesta de la reforma jubilatoria

La Confederación General del Trabajo (CGT) anunció ayer, luego de una debatida reunión del Consejo Directivo, “avalar y acompañar” la movilización al Congreso Nacional convocada por la Multisectorial Federal que integran la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), las dos CTA y el camionero Pablo Moyano, para expresar su rechazo a los proyectos de reforma  previsional y tributaria. Además, decretaron un paro general de 24 horas a partir de las cero del viernes. El anuncio lo realizaron los triunviros Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, acompañados por un grupo de integrantes de la conducción cegetista. Eso sí, advirtieron que el paro se concretará en caso de que el oficialismo logre sancionar estas leyes que profundizan el ajuste.

Schmid justificó la decisión al asegurar que la reforma que impulsa Cambiemos “le meterá la mano en el bolsillo a los trabajadores activos y condenará a la miseria y el hambre a los jubilados”. Acuña le reclamó a quienes “se llaman legisladores peronistas que hagan honor a esa palabra y a la historia y rechacen mañana la reforma previsional”.

En principio, la reunión estaba prevista para hoy pero ante la decisión de Cambiemos de adelantar la sesión donde intentarán aprobar las reformas previsional y tributaria, el triunviro Schmid decidió adelantar el encuentro para ayer las 16. Poco a poco los dirigentes fueron llegando y la reunión se desarrolló mientras una multitudinaria movilización realizada por las organizaciones sociales intentaba llegar al Congreso. (ver aparte)

No resultaron fáciles las decisiones que se tomaron. En principio porque hubo notorias ausencias como dos representantes del grupo de los gordos: el triunviro Héctor Daer y  Armando Cavalieri (mercantiles). Tampoco llegaron los dos principales referentes de los independientes, Andrés Rodríguez (UPCN) y Gerardo Martínez (Uocra). Daer se encuentra fuera del país y los otros tres adujeron imposibilidad de llegar a la sede de la CGT fruto del “caos de tránsito” que vivió ayer la ciudad.

La primera parte de la reunión se la llevó una evaluación de la situación política y económica que vive el país y los perjuicios que provocarán la sanción de las leyes que impulsa el gobierno. Pero no avanzan más allá del diagnóstico. Entonces terció el líder de la UOM, Francisco “Barba” Gutiérrez: “La gente ya está en la calle repudiando estos proyectos pero necesita una referencia, una contención que la debe dar la CGT. Por eso tenemos que convocar a un paro con movilización”. A pesar de la contundencia no encontró el eco necesario. Las consultas telefónicas fueron constantes. Incluso uno de los dirigentes que terminó respaldando la decisión final de la mayoría no se privó de hablar con el Ministerio de Trabajo para ponerlo al tanto de lo que ocurría en la sede de Azopardo 802.

No fue solo la voz de Gutiérrez la que propuso medidas de acción directa. La representante de los sindicatos médicos, Sandra Maiorano, apostó a la necesidad de rechazar en la calle estos proyectos e incluso sumó la reforma laboral. Como la discusión parecía no encontrar un cauce que desemboque en una decisión, el titular de los ceramistas, Juan Domingo Moreira, preguntó en general: “¿Alguno de los compañeros tiene algún compromiso que le impida avanzar en una decisión? No se preocupen, entendemos y pueden dar un paso al costado”, dijo y Gutiérrez aprovechó para reiterar la moción. La respuesta vino poco después cuando los triunviros presentes propusieron acompañar las movilizaciones previstas para hoy y realizar el paro recién el viernes. Adujeron problemas de logística para garantizar la efectividad de la medida de fuerza. Omar Maturano de La Fraternidad asintió. Luego llamaron por teléfono a Roberto Fernández (colectiveros) y éste dio el visto bueno pero para el viernes. Estos dos últimos están molestos con el gobierno porque afirman que la reforma tributaria implica la profundización del impuesto a las ganancias que afectará a todos sus afiliados.

Mientras en el Congreso reprimían a los participantes de la movilización de las organizaciones sociales, la CGT llegó a una decisión que la enumeraron en cinco puntos: “Declarar el estado de alerta y sesión permanente de su Consejo Directivo; adherir y apoyar a todas aquella expresiones sociales y gremiales que coincidan con nuestro reclamo y que, en el ámbito de la paz social que nos caracteriza, exprese su rechazo a la política económica

nacional; rechazar cualquier acto de represión por parte de las fuerzas del orden que pretenda avanzar sobre el derecho y la libertad de expresión que, en este sentido, la CGT promueve; movilizar a todos sus cuadros dirigentes y trabajadores al Congreso a las 14 para rechazar el tratamiento de la Ley de Reforma Previsional”. Y, por último, “si aun así, la Cámara de Diputados decidiera dar quórum y tratar la ley votando en forma positiva su sanción, decretar un paro nacional” para el viernes.

Inmediatamente Horacio Otero, el coordinador nacional de la Secretaría de Interior de la CGT, remitió a las 77 regionales de la central obrera la decisión adoptada por el Consejo Directivo. A aquellas que no participen de la movilización en el Congreso se les recomendó marchar en sus distritos y enviar informes de la evolución del paro del viernes para hacer la valoración final. Todas contestaron afirmativamente.

Gerardo Zamora – Emilio Neder Asumieron como Gobernador y Vice de Santiago del Estero.

 

En la noche de este domingo 10 de Diciembre asumieron su cargo al mando de la provincia de Santiago del Estero el Dr.  Gerardo Zamora   y  Emilio Neder  luego de dos mandatos, el primero en 2005 y luego reelecto al frente del Poder Ejecutivo provincial en 2009, el Frente Cívico por Santiago continuó al frente de la gobernación, cuando en 2013 Gerardo Zamora le entregó la banda de gobernadora a su esposa, Claudia de Zamora.

Tras el contundente triunfo en los comicios del pasado 22 de octubre, la fórmula Gerardo Zamora – José Neder resultó electa y asumirá formalmente la gestión provincial hasta 2021.

La sesión especial comenzó con la presencia de los legisladores provinciales, funcionarios y demás invitados especiales.

Además de los funcionarios e invitados, concurrió un importante número de militantes y público general que presenciará la ceremonia desde la parte exterior.

Está previsto que mañana, en horas de la mañana, el gobernador Gerardo Zamora ponga en funciones y tome el juramento de estilo a los funcionarios que conformarán el Gabinete provincial.

La lluvia trae alivio a los 42° grados registrados en la tarde del viernes en Quimili

El calor no da tregua en gran parte del norte argentino en especial en la provincia de Santiago del estero, donde se registró la temperatura más elevada del país, con 51° grados de sensación térmica.

Esto provocó la caída de abundante agua y granizo en menor medida en la ciudad de Quimili que soporto un temperatura de 42° grados y una sensación térmica de alrededor de 45° grados un infierno fue la tarde del viernes.

La lluvia trajo alivio alrededor de las 19 horas y se extendió en forma de chaparrones durante la madrugada de este sábado y las primeras horas, el alivio ya estaba advertido por el SMN que anuncio lluvias para la provincia. Fuente. Diario Quimili